Home Office y Trabajo Remoto, ¿Cuál es la diferencia?

Aunque parecidos, el trabajo remoto puede diferenciarse del home office en varios aspectos. Leamos sobre sus principales diferencias y peculiaridades.

Raul Ortíz
Raul Ortíz

Tabla de contenido

Hola qué tal bitwagers! cómo están? En este artículo les vamos a explicar las peculiaridades de estos dos términos que se suelen usar de manera indistinta.

Hablar de home office y trabajo remoto tiene sus diferencias. ¡Acompañanos a descubrirlas!

Introducción

Junto con el desarrollo tecnológico de las últimas décadas viene en aumento el número de personas que trabajan de forma flexible,  gracias a la magia de internet.

Después del encierro por la pandemia en 2020 quedó en evidencia la necesidad de poder trabajar desde cualquier lugar.

Y es que las herramientas disponibles hoy en día nos permiten mejor que nunca comunicarnos de forma efectiva para realizar las tareas laborales.

Según un estudio de Upwork, para el 2025 se espera que más del 30% de las personas en EEUU tengan trabajos flexibles.

El impacto positivo en la productividad y motivación de la fuerza de trabajo está incentivando a que más empresas adopten estas modalidades como beneficios. De hecho, antes de la pandemia sólo el 9% de las empresas ofrecían estas modalidades y ahora son más del 50%.

Ahora, a continuación, veamos en detalle lo que cada una de ellas propone.

Home Office


La propuesta acá es tener una oficina en casa o un espacio preparado para trabajar en el hogar. En muchos casos suele ser una modalidad temporal o híbrida, por lo que después de cierto determinado tiempo la persona vuelve a trabajar desde la oficina.

Esta modalidad permite a los trabajadores estar en contacto con la empresa y sus otros colegas de trabajo sin la necesidad de estar presente de manera física.

Quien hace home office en sí, está usando su espacio propio para ejercer tareas para una empresa y de cierta forma está vinculado a ella.

Trabajo Remoto


Para esta modalidad de trabajo la persona puede hacerlo desde cualquier lugar que tenga una buena conexión a internet.

Por lo general los más comunes son espacios de coworking, cafés, bibliotecas, hoteles y restaurantes. Aunque la lista se puede ampliar para incluir plazas, otras ciudades y cualquier otro lugar que no sea la empresa ni la casa.

Quien trabaja remoto puede desempeñarse para más de un único cliente o empresa, por lo tanto no es necesario que esté vinculado a la empresa al ser un freelancer autónomo.

El horario es más flexible aunque eventualmente el trabajador remoto necesita adaptarse a los horarios de sus clientes que están en otras franjas horarias.

¿Cuál es la diferencia?


La principal diferencia está en el lugar donde se trabaja.  

Quien hace home office opta por algún lugar cómodo y adaptado para trabajar desde su casa. Mientras que el trabajador remoto puede hacerlo también pero no está limitado y puede elegir trabajar desde otros locales inclusive diferentes países.

Beneficios de ambas modalidades

  • Libertad de trabajar desde casa o desde cualquier parte del mundo.
  • Optimización de tiempo y dinero.
  • Disminución de estrés al elegir entornos cómodos y relajantes para trabajar.
  • Ahorro de gastos  de una sucursal física para las empresas.
  • Posibilidad de cobrar en dólares para clientes del exterior.

Conclusión

Si bien existen riesgos al trabajar remoto y hacer home office, estas dos modalidades brindan mucha más flexibilidad a menor costo. Es por este motivo que conviene elegir la que mejor se adapte a las necesidades de cada persona.

Tanto empresas como individuos apuntan más a trabajar de forma flexible. Todo por una mejor calidad de vida que les permita aprovechar al máximo los recursos que tienen disponibles.

Entre las diferencias principales entre estas dos modalidades podemos remarcar:  el lugar desde donde se trabaja y el vínculo que se tenga con su empleador/cliente.

Ojo que estas modalidades también tienen sus pros y sus contras. Por eso acá les compartimos más acerca de los desafíos a encarar cuando se trabaja por internet.

Trabajar en casa o desde cualquier parte del mundo te desafía a emplear tecnologías para poder recibir los pagos desde el exterior. Desde optar por cobrar en dólares a criptomonedas, desde usar una billetera virtual o una cripto wallet. Esto y mucho más se puede hacer desde Bitwage.

Suscribite a nuestro blog y gana un mes de premium compartiendo tu feedback y experiencia sobre la temática de este artículo.
Trabajo RemotoEducación

Raul Ortíz Twitter

Raúl Ortíz trabaja en Bitwage desde 2018. Inició su carrera profesional como trabajador remoto en 2009 y desde entonces ha trabajado en tecnología con clientes de EE UU, Argentina, Brasil e India.

Comentarios