10 maneras de optimizar la comunicación trabajando remoto

10 maneras de optimizar la comunicación trabajando remoto

En los últimos tiempos, las formas de trabajar han cambiado en muchos aspectos. El trabajo remoto ha vivido un boom, en gran parte debido a la pandemia de Covid-19. Son muchas las personas que, por diferentes motivos, trabajan desde casa, o están pensando seriamente en hacerlo.

Una de cosas fundamentales a tener en cuenta en el trabajo remoto es la comunicación ya que las formas en que conectamos con los demás son diferentes a las interacciones cara a cara.

La comunicación es algo fundamental para la vida, y por ende, también para los emprendimientos y los negocios. Entonces, hay que considerar que una comunicación concisa y clara ayuda a la comprensión, y de esta manera, sirve para resolver problemas o aportar soluciones.

Si bien los trabajadores remotos pueden estar acostumbrados a cierto individualismo deben aprender también a trabajar en equipo. Y cada persona necesita saber cómo aportar valor, cómo dar a conocer su situación y cómo brindar soluciones de manera eficaz. Para lograr todo esto, la comunicación es fundamental.

No todos hablan igual. No todos se comunican igual. No todos trabajan igual. Por todo esto, es bueno tener un estilo propio de comunicación, pero que sea útil para las diferentes interacciones laborales.

A continuación, veremos algunos tips que ayudarán a una mejor comunicación:

1 – Establecer normas claras: Cuando se trabaja de forma remota, existen más posibilidades de malos entendidos y ruido en la comunicación. Por eso se hace necesario  tener reglas claras, que van desde la aplicación de la etiqueta hasta el establecimiento de lenguajes y niveles en común con los miembros de los diferentes equipos.

2 – Elegir herramientas útiles y optimizarlas: Existe un rango muy amplio de herramientas para la comunicación y sus diferentes usos, que abarcan situaciones tan diversas como videoconferencias, planificación, trabajo colaborativo, etc. Saber elegir entre las que sean más útiles ayuda a la productividad.

3 – Lazos sociales: Nunca se debe olvidar que, antes que ser trabajadores, somos personas. Y nuestros compañeros, jefes, clientes, también lo son.

4- Estilo particular: Saber cómo mejorar las habilidades de comunicación será más fácil una vez que te des cuenta cuál es tu propio estilo. Cada persona tiene una manera única de comunicarse. Escucha tu propio discurso. ¿Qué tipo de palabras usas? ¿Qué tipo de lenguaje y qué tono estás usando? Piensa en alguien que, en tu opinión, sea un buen comunicador. Compara tu estilo con el de esa persona. Así darás un primer paso importante para mejorar tus habilidades comunicacionales.

5- Estilo de los demás: Ahora que conoces tu propio estilo, estudia el estilo de quienes interactúan contigo. ¿Cómo conversan las personas más importantes en tu relación laboral? ¿Cómo dicen cosas? Busca enfoques que puedas modelar y hacer tuyos.

6- Ajusta estilos de comunicación: No pienses que es demasiado tarde para cambiar tu forma de conversar porque han pasado años y ahora usas herramientas informáticas. Debes aprender a comunicarte en primer lugar y puedes desaprender ciertos comportamientos o cambiarlos. A veces nos quedamos atrapados en una rutina de comunicación.

7- Imitación: Para establecer una buena relación durante una conversación, intenta combinar movimientos, la postura y el estilo verbal de la otra persona. No hagas todo lo que hace, solo refleja una o dos cosas. Por ejemplo, si la persona da respuestas en su mayoría cortas a las preguntas, prueba siguiendo ese ejemplo. O a lo mejor la otra persona habla a un ritmo más lento de lo habitual. Entonces reduce la velocidad de tu conversación para que coincida con la suya. Esto puede sonar simplista pero es una forma muy potente de hacer que alguien se sienta muy relajado y cómodo en tu presencia.

8 -  Configuraciones: La forma en que te comunicas en tu hogar puede no ser la misma que en un entorno diferente. Asegúrate de cambiar tu estilo para adaptarte a la configuración diferente. Hay cosas que se pueden compartir en grupo. Aprende cómo mejorar las habilidades de comunicación mediante la alteración de tu estilo para la configuración adecuada. Algunos de nosotros conocemos a alguien que ofrece demasiada información en un entorno grupal. Podemos aprender de eso también para no imitarlo.

9- Diferencias: No critiques a los demás por comunicarse de manera diferente. Si todos nos comunicásemos de la misma manera, pronto nos aburriríamos.


10- Respetar los tiempos: Una vez que hemos aprendido a ser productivos optimizando nuestros tiempos, debemos ser conscientes también de que los demás tienen los suyos. Ajusta la comunicación para no hacer perder el tiempo a los demás, pero también para que no te hagan perder el tiempo a ti.

(Fuente, Arigato Consulting)