Secretos de freelancer ¿Queres ser un trabajador remoto más eficiente?

"Aprendé junto con Bitwage los secretos el freelancer o trabajador autónomo. Con Bitwage ganás más y cobrás mejor!"

Alejandro Diaz
Alejandro Diaz

Tabla de contenido

Muchas personas optan por el trabajo remoto por sus ventajas de flexibilidad, autonomía y equilibrio entre lo laboral y lo personal.

No obstante, esta modalidad también presenta algunos retos, como la organización del tiempo, la gestión del trabajo, la comunicación efectiva, la motivación constante y la armonía entre el trabajo y el ocio.

Si ya sos freelancer y trabajas home office, seguramente te encontraste varias veces sintiendo que perdías el tiempo o que el mismo no te alcanza.

Por eso, este articulo te va a ayudar a organizarte y a optimizar tu tiempo al máximo de la mejor manera.

Ahora bien, como señala Brian Tracy en su libro Eat That Frog, (lectura obligatoria si te gusta ser metódico y ordenado a la hora de trabajar) existen diversas técnicas y recursos que pueden facilitarnos el home office y aumentar nuestra productividad y bienestar.

Una de las técnicas más conocidas, y que personalmente sigo utilizando hoy en día, es la técnica Pomodoro, creada por Francesco Cirillo.

💡
Si queres saber cómo aplica esta técnica una persona que ya está trabajando home office, te recomiendo la siguiente nota:
Un día siendo... Social media manager.
Los invito a una lectura entretenida de no mas de 2 o 3 minutos, una breve descripción de un día siendo Social media manager o mas simple, un día siendo…

Tenica pomodoro.

Esta técnica propone dividir el tiempo de trabajo en bloques de 25 minutos, separados por descansos de 5 minutos, y hacer una pausa más larga cada cuatro bloques.

Me atrevo a decir que, la técnica pomodoro no solo nos ayuda a gestionar mejor nuestro tiempo, sino que también nos aporta otros beneficios como trabajadores remotos.

Fácil y sencillo, veamos ahora, unos ejemplos prácticos:

Concentración.

Al trabajar en bloques cortos y definidos, evitamos las distracciones y nos enfocamos en una sola tarea a la vez.

Esto nos permite avanzar más rápido y con mayor calidad en nuestro trabajo remoto.

Por ejemplo, si tenes que escribir un artículo, podes dedicar un bloque para hacer una investigación previa, otro para redactar el borrador, otro para revisar la ortografía y el estilo, y así sucesivamente.

Estrés.

Al tomar descansos regulares, descansamos nuestra mente y nuestro cuerpo, lo que nos ayuda a prevenir el agotamiento y el estrés. Parece poco tiempo 5 minutos, pero créeme, que hacen la diferencia.

Por ejemplo, si tienes que diseñar un logo, podes usar los descansos para relajar tus ojos, tu cuello y tus manos, para tomar un café, un té o unos mates, o para ver algo que te inspire o te divierta.

Tiempo y recursos.

Al planificar nuestras tareas y asignarles un número de bloques, podemos estimar mejor el tiempo que nos llevará completarlas y priorizar las más importantes o urgentes.

Así, evitamos perder el tiempo en actividades irrelevantes o improductivas.

Por ejemplo, si tenes que hacer una llamada a un cliente, podes asignarle un bloque e informarle de antemano de la duración estimada de la conversación.

Creatividad.

Muchas veces nos pasa que nos quedamos trabados en un tarea y pasamos horas intentando resolverla. Al alternar entre períodos de trabajo intenso y períodos de descanso, estimulamos nuestro hemisferio derecho del cerebro, que se encarga de las funciones creativas e intuitivas.

Esto nos permite generar nuevas ideas y soluciones para nuestros proyectos.

Por ejemplo, si tienes que resolver un problema complejo o innovador, podes usar los descansos para cambiar de perspectiva, buscar inspiración en otras fuentes o consultar con otras personas.

Ahora bien, seguramente te preguntaras, ¿Cómo puede aplicar la técnica pomodoro un trabajador remoto o freelancer?

Te dejo algunos consejos para sacarle todo el jugo de tomate a esta técnica.

Elige una tarea o actividad a realizar:

Sin vueltas, puede ser una tarea grande o pequeña, pero debe ser clara y específica.

Por ejemplo, escribir un artículo, diseñar un logo, hacer una llamada, etc.

Pon un temporizador en 25 minutos:

Simple, podes usar un reloj, una alarma, una aplicación o cualquier otro dispositivo que te avise cuando se cumpla el tiempo.

También puedes elegir una música de fondo que te ayude a concentrarte.

Trabaja en la tarea de manera intensiva hasta que suene el temporizador:

Durante este tiempo, no interrumpas tu trabajo por nada.

A ver, todos sabemos lo que puede ser una urgencia, pero me refiero puntualmente a las distracciones.

Si te surge alguna distracción interna (como revisar el correo o las redes sociales) o externa (como una llamada o una visita), agéndala para más tarde y seguí trabajando.

Haz una marca para anotar qué intervalo has completado:

Anotemos los bloques que ya completamos.

Podes usar un papel, una pizarra, una aplicación o cualquier otro sistema que te permita llevar un registro de tu avance.

Esto te va a ayudar a medir tu productividad y tu rendimiento.

Además, es motivador ver todo lo que lograste en un solo día.

Toma una pausa de 5 minutos:

Aprovecha este tiempo para relajar, aunque sea un poco tu cabeza y tu cuerpo.

Despega los ojos de la pantalla y encontra algo que te relaje y que no tenga nada que ver con la tarea que estas realizando.

Podes hacer algo que te guste o te relaje, como mirar al horizonte, estirarte, respirar profundamente, leer algo divertido, etc.

Cada cuatro intervalos o bloques, toma una pausa más larga de 15 o 20 minutos:

En este caso, podes hacer algo más extenso o placentero, como comer algo, salir a caminar, meditar, escuchar música, etc.

Repite el ciclo hasta completar tu tarea o actividad:

Si terminas antes de lo previsto, puedes aprovechar el tiemporestante para revisar tu trabajo o hacer alguna otra tarea menor.

Si te lleva más tiempo del esperado, podes desde ajustar tu planificación o dividir la tarea en partes más pequeñas.

Como podras ver, la técnica pomodoro es una forma sencilla y efectiva de mejorar tu productividad y bienestar como trabajador remoto.

Dicho esto, la técnica pomodoro no es el único método que existe para mejorar tu productividad como trabajador remoto o freelancer. Existen otros métodos que también pueden ayudarte a optimizar tu tiempo, tu energía y tu calidad de trabajo.

💡
Te invitamos a probar la técnica pomodoro y a compartir tus resultados con nosotros en las redes. ¿Te animas?

Métodos alternativos que podés utilizar si trabajas home office

Método “No romper la cadena” de Jerry Seinfeld.

Este método se enfoca en las metas y propósitos a cumplir durante un tiempo determinado.

Consiste en escoger una tarea a conseguir a medio o largo plazo, un calendario físico y un rotulador.

Cada día que trabajas en esa tarea, marcas una X en el calendario.

El objetivo es no romper la cadena de X, es decir, trabajar todos los días en tu meta, aunque sea un poco.

Esto te va a ayudar a crear un hábito, a mantener la motivación a la orden del día y a ver tu avance en el transcurso del tiempo.

Método “Eat that frog” de Brian Tracy.

Este método se basa en la idea de que si lo primero que haces en el día es comer un sapo (una tarea difícil, aburrida o desagradable), el resto del día será más fácil y placentero.

La idea es identificar la tarea más importante o urgente del día y hacerla lo antes posible, sin procrastinar ni distraerse.

Así, vas a evitar el estrés y la ansiedad que genera tener una tarea pendiente, sintiéndote más satisfecho y productivo.

Método “Getting things done” de David Allen.

Este método es un sistema de organización personal que te permite gestionar todas tus tareas, proyectos y compromisos de forma eficiente y sin estrés.

Se basa en cinco pasos: capturar, aclarar, organizar, revisar y ejecutar.

El primer paso consiste en recopilar toda la información que necesitas para hacer tu trabajo (emails, notas, ideas, etc.) en una bandeja de entrada única.

El segundo paso consiste en procesar cada elemento de la bandeja de entrada y decidir qué hacer con él: hacerlo (si tarda menos de dos minutos), delegarlo, aplazarlo o eliminarlo.

El tercer paso consiste en organizar los elementos que has aplazado en categorías según su contexto, su prioridad, su proyecto o su fecha.

El cuarto paso consiste en revisar periódicamente tu sistema para actualizarlo, eliminar lo que ya no es relevante y planificar tus acciones.

El quinto paso consiste en ejecutar las tareas que has definido según tu criterio y tu energía.

Método “SMART” para definir objetivos.

Este método te ayuda a establecer objetivos claros, realistas y medibles para tu trabajo remoto o freelance.

Consiste en asegurarse de que tus objetivos cumplan con cinco criterios: específicos(deben ser concretos y precisos), medibles(deben tener indicadores que permitan evaluar su cumplimiento), alcanzables (deben ser posibles y desafiantes), relevantes (deben estar alineados con tu propósito y tu visión) y temporales (deben tener una fecha límite).

Al usar este método, podrás planificar mejor tus acciones, monitorear tu progreso y ser consciente de tus logros.

Método “Kanban” para visualizar el flujo de trabajo.

Este método es una herramienta visual que te permite organizartus tareas según su estado: pendientes, en proceso o terminadas.

Consiste en usar un tablero con tres columnas (una por cada estado) y tarjetas o post-its con las tareas que debes realizar.

Cada tarjeta debe contener la descripción de la tarea, su prioridad, su responsable y su fecha límite.

El objetivo es mover las tarjetas de izquierda a derecha a medida que avanzas en tu trabajo, respetando el límite de tareas que puedes tener en cada columna.

Así, de un vistazo vas a saber lo que tenes que hacer, qué estás haciendo y lo qué ya hiciste.

Ahora bien, estos son solo algunos ejemplos de métodos que podés usar para mejorar tu productividad como trabajador remoto o freelancer.

El trabajo remoto puede ser una gran oportunidad para crecer profesional y personalmente, si sabes cómo aprovecharla.

No esta de mas mencionar que cualquier técnica que optes por aplicar nunca va a ser exitosa por arte de magia.

No hay fórmula mágica para estas cuestiones, sino trabajo, paciencia y esfuerzo para encontrar lo que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Asimismo, quizás no te sirva una técnica especifica sino una mezcla de varias.

Te animo a probarlos y a encontrar el que mejor se adapte a tu estilo de trabajo, tus necesidades y tus preferencias.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y te haya inspirado para mejorar tu productividad y bienestar como trabajador remoto o freelancer.

Hasta el próximo articulo!

Trabajo Remotofreelancers

Alejandro Diaz

Alejandro Díaz, formado en diseño audiovisual se unió a Bitwage en 2022. Desde 2016, como diseñador, animador y director creativo, ha colaborado con clientes internacionales en distintos proyectos.

Comentarios