por Federico Javin

6 desafíos que presenta el trabajo remoto y cómo superarlos

El trabajo remoto conlleva muchos obstáculos y problemas, por lo que es importante estar preparado para todos ellos. Acá te dejamos algunos consejos para afrontar estos desafíos.

1. Comunicación ineficiente

Uno de los principales desafíos asociados al trabajo remoto es la comunicación. La falta de interacción en persona puede provocar falta de comunicación y hacer que te sientas desconectado de tu equipo. Por lo tanto, es necesario comunicarse eficazmente con el equipo para transmitir el mensaje. Te ayudará a evitar confusiones y retrasos en la realización de tus tareas.

Para evitar la falta de comunicación, definí tus objetivos y expectativas durante las conversaciones y reuniones en línea. Intentá comunicarte más a menudo por teléfono y videoconferencia que por Whatsapps para transmitir tus ideas con mayor eficacia. Además, participá en conversaciones más amistosas con tu equipo mediante charlas en pausas de café virtuales para mejorar el compromiso en el lugar de trabajo.

Utilizar las herramientas y plataformas adecuadas pueden ayudarte a superar todos los retos de la comunicación a distancia. Meet, Zoom, Slack, pueden ser opciones útiles.


2. Trabajar en diferentes zonas horarias

Trabajar a distancia te va a abrir muchas oportunidades de trabajar con un equipo global. Trabajar con un equipo global te ayuda a explorar diversidades culturales, compartir ideas y tener una gran cantidad de experiencias de aprendizaje.

Sin embargo, colaborar puede ser un reto, ya que vos y tu equipo trabajarán en diferentes zonas horarias. Los retrasos en la recepción de comentarios, correos electrónicos y un menor compromiso con el equipo son algunos de los muchos retos a los que hay que enfrentarse cuando se trabaja con un equipo global a distancia.

Muchas herramientas y plataformas (Asana, Trello, Calendly) te permiten trabajar de forma productiva con un equipo remoto a través de múltiples zonas horarias y lograr tus objetivos sin comprometer el cumplimiento de tus metas a tiempo. Además, motiva a compartir las zonas horarias preferidas de tu equipo y a normalizar el trabajo en zonas horarias asíncronas antes de intentar contactar con ellos o establecer plazos.



3. Problemas de productividad

Ya hemos hablado de esto más detalladamente en nuestro artículo _____, pero es importante volver a destacar que aunque trabajar a distancia puede ser liberador, lo más probable es que te enfrentes a problemas de productividad si no estás acostumbrado a trabajar sin supervisión o sin alguien cerca. También es normal que los trabajadores a distancia experimentados se enfrenten a estos problemas con el tiempo. Los problemas de productividad pueden deberse a la falta de planificación de las tareas del día, problemas de gestión del tiempo, dificultades para conciliar la vida laboral y personal, etc.

Para superarlo, trata de inculcar hábitos proactivos a lo largo del día, que incluyan desde planificar tus tareas durante la jornada hasta fomentar el autocuidado al final del día.

4. Distracciones


Cuando trabajas desde casa, podes distraerte fácilmente con la más mínima cosa a tu alrededor, como el teléfono, las redes sociales o incluso la necesidad constante de moverte. Esto puede hacerte procrastinar e impedirte alcanzar tus objetivos.

Dejate tus cosas a mano para no tener que levantarte más de lo necesario. Además, intenta mantener un entorno libre de ruidos donde trabajas, ya sea en casa, en una cafetería o en un espacio de coworking, para mantener a raya las distracciones.

Podes aprender a utilizar la técnica Pomodoro, que es una forma eficaz de centrarte en tus tareas estableciendo un temporizador con una duración fija para vos. Esto te permitirá practicar la atención plena en tus tareas y terminarlas sin dejar que las distracciones te afecten.

5. Falta de interacción social

El trabajo a distancia puede resultar aislante. Si no te cuidas, te puede provocar problemas de salud mental, como depresión o ansiedad. Es habitual experimentar una falta de interacción social, especialmente debido a las prolongadas horas de trabajo a distancia. Incluso si preferís trabajar solo, la ausencia de contacto en persona puede empezar a afectar a tu productividad y hacer que te sientas desconectado con el tiempo.

Para hacer frente a esta situación, podes ser proactivo y ponerte en contacto con tus compañeros de trabajo a través de llamadas y mensajes. Organiza reuniones de intercambio de ideas con tus compañeros de equipo a través de programas de videoconferencia como Zoom, Google Meet y Microsoft Teams.

Además, podes intentar trabajar en espacios de co-working más a menudo para comunicarte con la gente y crear conexiones significativas. Incluso rodearte de gente sin comunicación directa puede hacer que te sientas menos solo y más conectado.

6. Estrés y agotamiento

Trabajar desde casa aumenta las responsabilidades en el hogar, atendiendo a las necesidades de tu familia mientras intentas concentrarte en tu trabajo. Esto puede provocar un estrés y un agotamiento inevitables. Según una encuesta realizada por FlexJobs, el 75% de las personas han experimentado agotamiento al trabajar a distancia.

Además, las jornadas laborales más largas son habituales en el trabajo a distancia. Esto puede desencadenar estrés y afectar negativamente a tu salud mental.

Crear un horario de trabajo organizado, que incluya descansos más a menudo, te va a ayudar a sentirte rejuvenecido. Comunícate con tu jefe para establecer límites entre el trabajo y la vida privada y evitar así trabajar más horas. Dale prioridad a tu salud haciendo ejercicio, practicando la meditación y durmiendo bien con regularidad.

Superá los retos del trabajo a distancia como un profesional

Aunque el trabajo a distancia aporta muchas ventajas, no te ayudará a lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal hasta que seas lo suficientemente productivo y disciplinado para mantenerlo. Sin duda, las soluciones que acabamos de exponer te resultarán útiles para afrontar los retos del trabajo a distancia.

Seguilos con constancia para mantener tu agenda en orden y dale prioridad a tu salud para superarlos. Tenes que saber que no sos el único que lucha contra eso y sentite motivado cada día a medida que creces en tu carrera como trabajador remoto.